En estos tiempos, en los que para muchos representa un momento de introspección y balance, afloran inevitables preguntas, deseos y muchas veces emociones al recordar el camino transitado. Al finalizar una etapa y comenzar otra no podemos evitar detenernos a preguntarnos sobre lo vivido, y lo que vendrá, también es un momento en el cual vale preguntarnos sobre el rumbo a seguir, es el momento oportuno para nuevas metas y objetivos visualizados.

Para ello, existen muchas herramientas prácticas que nos pueden brindar mayor facilidad en la tarea, una de ellas se trata de un método que nos permite obtener una mayor claridad y consistencia en el diseño de nuestros objetivos, se lo denomina el método SMART, cuyo nombre está compuesto por cinco siglas en inglés que corresponden a cinco pasos a seguir. El método SMART se puede utilizar tanto en el ámbito personal como en el profesional y organizacional, es muy amigable y fácil de comprender. Como dije anteriormente consiste en una serie de pasos a seguir mientras formulamos nuestro próximo objetivo.

– El primer paso, se refiere a que el objetivo planteado debe ser ESPECIFICO ( Specific ). Debemos cuidar que el mismo sea simple y claro; por ejemplo, uno del tipo ¨ deseo ser un buen padre¨ es muy amplio y ambiguo, lo adecuado sería formularlo de la siguiente manera, ¨el año próximo deseo mejorar la relación con mis hijos pudiendo tener una mejor comunicación y encuentro en cada conversación ¨, como se observa la especificidad se muestra en mayor medida en el segundo ejemplo.

– El siguiente paso hace referencia a que todo objetivo debe ser MEDIBLE ( Measurable ). No basta con solo formular un objetivo sin contemplar lo cuantitativo, hablamos de cuánto deseamos lograr. En este caso el objetivo debe expresarse claramente sobre la manera en que observaremos los resultados. Responde a la pregunta sobre cómo nos daremos cuenta que el objetivo ha sido alcanzado. Por ejemplo, en lugar de ¨deseo bajar de peso¨ lo conveniente sería expresarlo formulando, ¨deseo bajar de peso en una cantidad de 10 kilos ¨, en este caso le asignamos la cantidad a lograr capaz de ser medida claramente.

– El paso siguiente nos habla de que todo objetivo para que sea realizable debe ser ALCANZABLE ( Achievable ) . El que un objetivo sea posible de ser alcanzado y exitoso depende en gran medida de la realidad actual en la que nos encontramos, esto es, si el punto de inicio de nuestro próximo viaje se encuentra lo más definido . . . y resuelto posible. Deseo detenerme brevemente en este punto.

El inicio del camino es tan importante como la claridad sobre el lugar donde deseamos llegar. Para ello debemos conectar con lo que en este momento estamos siendo. No podemos tomar nuestro nuevo rumbo si antes no somos conscientes de donde nos encontramos para iniciar el camino, observando quienes ¨somos¨, nuestra realidad actual; haciéndonos responsables del aquí y ahora que nos habita, podremos diseñar con mayor consciencia y fortaleza un nuevo camino posible. Solo así, estaremos en condiciones de crear nuestros próximos objetivos.

– Un objetivo, para que sea inteligente también debe ser REALISTA ( Realistic ). En este paso hacemos referencia a la definición de las acciones concretas y realmente posibles a través de las cuales avanzaremos en nuestro camino. Nos debemos preguntar si las acciones planificadas que nos acercarán al objetivo son factibles de llevar a cabo.

Tomando el ejemplo anterior lo óptimo sería formularlo de la siguiente manera, ¨deseo bajar 10 kilos y para lograrlo, dos veces a la semana realizaré una actividad aeróbica en mi casa durante 40 minutos, cada sesión de entrenamiento¨

-Por último, el quinto paso hace referencia a que no solo debemos plantearnos objetivos específicos, medibles, alcanzables, realísticos, también, debemos contemplar al factor TIEMPO ( Timely ) y el plazo en el que lograremos la concreción de nuestro objetivo. Este punto es muy importante para que el mismo no se diluya y fracasemos en nuestro intento. Por ejemplo, ¨deseo bajar 10 kilos realizando una actividad aeróbica en mi casa durante 40 minutos, en el plazo de dos meses¨

Los deseos y sueños no se materializan por sí solos en nuestra vida, debemos acompañarlos con acciones prácticas e inteligentes, para que aquello que resuena en nuestro interior se vea reflejado en resultados palpables, visibles y sobre todo que posean la cualidad de ser disfrutados. Estos simples pasos te ayudarán para que así sea.

Suscríbete gratis y comienza a recibir contenido relevante en tu bandeja de correo

Comparte esta reflexión, Selecciona tu plataforma